Inicio » Economía y Empresa » Cómo lograr la libertad financiera: ¡Conviértete en tu propio jefe!
Cómo lograr tu libertad financiera

Cómo lograr la libertad financiera: ¡Conviértete en tu propio jefe!

Son muchas las personas que tiene la falsa creencia de que la libertad financiera solo puede ser alcanzada por aquellos que poseen ganancias superiores a lo estándar. Pero esta creencia está muy alejada de la realidad.

La clave se encuentra en saber a lo que se refiere el término de libertad financiera, la cual no consiste en adquirir muchas cosas, sino en ser capaz de administrar lo que se tenga, sea poco o mucho.

En este artículo, te presentamos todo lo que necesitas conocer para encontrar el camino correcto y conseguir esa tan anhelada independencia que todos quisieran alcanzar. Con tan solo seguir algunos pasos que, aunque sencillos, te serán muy útiles para obtener el resultado que buscas.

¿Qué es la libertad financiera?

Se dice que una persona goza de libertad financiera, cuando no depende únicamente de un salario para cubrir todas sus necesidades. Es decir, que posee los recursos económicos suficientes para cubrir cualquier gasto que se le presente en un determinado tiempo.

Cómo lograr la libertad financiera

Este concepto hace referencia básicamente a no depender del sueldo devengado en un empleo para poder atender tus necesidades. En otras palabras, a no trabajar por obligación o necesidad.

Que una persona haya sido capaz de conseguir su libertad financiera, no significa que posea una gran riqueza ni que sea más emprendedor que otros, sino que se trata de alguien que ha ahorrado lo suficiente para producir ingresos, de los cuales pueden disponer cuando ellos así lo requieran.

Existen dos elementos básicos que deben ser considerados, si se desea alcanzar la libertad financiera, los cuales son:

Ahorros

El ahorro es uno de los primeros elementos a considerar. Si logras tener un menor gasto, tu ingreso será mayor y lo que te sobre lo puedes ir ahorrando hasta conseguir un capital.

Ingresos pasivos

Este tipo de ingresos hace referencia al dinero que puedes llegar a percibir a través de una inversión, o los beneficios que se obtienen cuando vendes un producto diseñado por ti, el cual genera derechos de autor.

Todo lo anteriormente expresado, nos indica que: si tus ahorros más tus ingresos son mayores que tus gastos fijos mensuales, habrás logrado obtener la libertad financiera.

Plan para lograr tu libertad financiera

Si tu objetivo es lograr tu libertad financiera, debes estar consciente de que es algo que no se consigue de la noche a la mañana, ya que requiere de un trabajo de mucho esfuerzo, constancia y dedicación, que puede llegar a durar años. Si estás dispuesto a conseguirla, existe un plan básico que debes seguir:

1. Realiza un análisis de tu situación inicial

Para comenzar con el análisis de tu situación inicial, lo primero que debes hacer es un listado en el que especifiques todas las deudas que tengas. Desde hipotecas, cualquier tipo de préstamo, tarjetas de crédito e incluso el dinero que debes a amigos o familiares. Luego, totaliza esa cantidad.

Si tu deuda es una suma considerable, no te preocupes, porque posteriormente te indicaremos qué hacer en este caso. Pero si por el contrario, tu deuda suma una cantidad pequeña, estarás a un paso más de conseguir la libertad financiera.

Ahora, es momento de realizar un listado con todos tus ahorros, los cuales pueden ser: cuentas bancarias, efectivo, letras del tesoro, acciones, algún tipo de plan de jubilación e incluso las deudas que no te han sido pagadas. También, añade la cantidad mensual que percibes como salario, y debes colocar cualquier extra que obtengas como ingreso.

2. Formula tus objetivos

Es fundamental que establezcas un objetivo base para alcanzar tu libertad financiera. Por lo general, estos objetivos se encuentran relacionados con un motivo de carácter emocional. Puede tratarse de saldar tus deudas de manera definitiva, irte de vacaciones, comprar una vivienda, o simplemente disfrutar de tu jubilación.

Si te lo propones, verás como tus deudas disminuyen y tus ahorros aumentan. La sensación que te dará el comprobar que tu esfuerzo ha valido la pena, te servirá de motivación para trabajar más en pro de obtener mayores ganancias.

Luego de que tengas definidos tus objetivos, lo ideal es que los escribas y cada cierto tiempo los visualices para verificar si vas por el camino correcto para alcanzarlos.

Si pasa un tiempo prudente, y consideras que no estás logrando ninguno de tus objetivos planteados, es importante que realices una revisión y tomes en cuenta algunas medidas correctivas que te ayuden a lograr tu objetivo inicial.

Es importante que, junto a tu objetivo, determines una cifra específica, para poder medir de una manera más precisa tu avance. El secreto de lograr tu libertad financiera está en conocer exactamente lo que deseas.

3. Seguridad financiera Vs. Libertad financiera

Aunque el objetivo final que se desea alcanzar es la libertad financiera, esto es un proceso que requiere de tiempo. Por lo que, antes de llegar a tu meta final, lo primero es contar con seguridad financiera, la cual se refiere a la forma de obtener ingresos suficientes para cubrir tus gastos fijos básicos.

4. Diseña una estrategia para obtener ingresos pasivos

Lo primero que debes tener en cuenta es analizar la manera en la que podrás generar ingresos de este tipo de una forma constante. Algunas ideas que puedes considerar para producir ingresos pasivos son:

Rentas

En este caso deberás ser propietario de algún tipo de inmueble, el cual puedas alquilar con el fin de obtener un pago en forma de rentas.

Intereses

Si lograr realizar una buena inversión, esta te generará beneficios en forma de intereses o ganancias. Por ejemplo: al comprar acciones en una empresa, cada cierto tiempo recibirás los dividendos; o si adquieres letras del tesoro, constantemente te serán cancelados los intereses.

Derechos de autor

Este tipo de ingreso se puede obtener cuando vendes un producto de tu autoría, por el cual recibes un porcentaje de la venta por tu derecho de autor. Por ejemplo, si escribes libros, compones canciones, o eres facilitador de cursos online.

Ingresos periódicos

Existen una gran variedad de maneras para obtener dinero extra, por ejemplo, si vendes algún producto por medio de tu página web, podrás recibir cada cierto tiempo pagos en forma de comisiones por las ventas. Solo es cuestión de aprovechar al máximo tus recursos, con la finalidad de obtener mayores beneficios y que estos te lleguen periódicamente.

5. El ahorro es primordial

Siempre ten en cuenta que la riqueza no está en tener más cosas, sino en necesitar menos. Así, que trata en lo posible de comprar solo lo necesario, no malgastes el dinero comprando cosas que ni siquiera usarás. Reduce aquellos gastos que sean excesivos, y esa será la clave para que comiences a ahorrar dinero.

Parece algo difícil de creer, pero en realidad, si adquieres menos cosas podrás prosperar en tus finanzas. Si reduces tus gastos, tendrás una mayor cantidad de dinero para aportar a tu libertad financiera, y lograrás comprender que para vivir plenamente no se necesitan muchas cosas, y esto a su vez, te permitirá ahorrar más dinero.

Si sigues los pasos especificados en este plan, llegarás a sentirte más cerca de tu objetivo final, el cual es lograr tu libertad financiera, así que anímate, revisa tus finanzas, diseña estrategias para obtener ingresos adicionales, solventa todas tus deudas, y al final alcanzarás lo que tanto anhelas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.