Inicio » Living » Aprende cómo reutilizar tu ropa vieja ¡No la tires!
Cómo reutilizar tu ropa vieja

Aprende cómo reutilizar tu ropa vieja ¡No la tires!

Llegó  la hora de averiguar cuál es esa vestimenta que has mantenido por mucho tiempo guardada en el armario. Antes de desecharla, aprende cómo reutilizar tu ropa vieja con otros accesorios o más tela.

¡Sácale provecho hasta que esa ropa no pueda más!

¿Cómo reutilizar tu ropa vieja?

Con el pasar de los años, observamos como surgen nuevos diseños y outfits que se convierten rápidamente en tendencia. De hecho, es inevitable no adquirir alguna pieza de estas. Muchas personas suelen ir almacenando en el armario hasta convertirse un baúl de ropa vieja.

Aprende cómo reutilizar tu ropa vieja

Aunque las prendas no sean las mismas, y estén un poco deterioradas, es posible renovarlas. Al final, al aprender cómo reutilizar tu ropa vieja, gozarás de vestuarios personalizados y modernos.

Refleja tu personalidad en cada transformación

A medida que realizamos nuevas modificaciones, vamos ampliando la creatividad. Cortar y agregar accesorios, requiere de imaginación para crear vestuarios únicos.

El no contar con conocimientos del mundo de la costura, no puede significar un límite. Todos podemos desarrollar habilidades. Más aún, si tenemos internet en casa o libros referente a esta área, siempre hay razones para aprender cómo reutilizar tu ropa vieja.

El DIY (Do it yourself) es una forma de expresar el arte que llevamos dentro, ya sea con grandes o pequeñas costuras. Se trata de reciclar y seguir luciendo esas prendas antiguas, con una apariencia más novedosa.

De camisa vieja a Top sexy

Una de las piezas de ropa que comienzan a acumularse en nuestros armarios, al pasar los años, son las camisetas. Generalmente, las utilizamos para el hogar y evitamos salir con ellas, debido a su tiempo de uso.

Hoy en día, los tops se han convertido en una tendencia que puede combinarse con jeans o faldas. Además, crean un outfit moderno que puede ser aceptable para cualquier ocasión.

Reutilizar tu ropa vieja, como camisas, no es complicado, mientras exista creatividad. En efecto, solo es necesario cortar y ajustar a la medida del cuerpo. De esta manera, obtendremos un fabuloso top.

Crea un bolso de compras

El cómo salvar o reutilizar una camisa vieja, abarca distintas opciones. Además de diseñar un top, también es posible crear un bolso sencillo y exclusivo para las compras.

Muchas veces sostener varias bolsas pesadas o ir de un lado a otro, puede representar una molestia. Por eso, es ideal fabricar bolsos grandes que nos eviten el tener que cargar distintos paquetes.

En primer lugar, debemos coser la parte inferior de la camisa. Aunque, podemos incorporar una tira de tela, como de aproximadamente 3 centímetros de ancho, y así ampliar la base del bolso.

Esto permitirá una mayor seguridad y espacio. Por otro lado, tomamos los mismos tirantes de la camisa para culminar nuestro encantador bolso de compras.

Dos camisas en una

Entre la cantidad de camisas viejas, probablemente tengas dos favoritas. Aquellas que no dejes por nada del mundo. A pesar del tiempo y el uso, puede que sigan iguales. Por eso, una de las soluciones ideales es unir dos camisas para crear un solo encanto.

Así es, empieza recortando en la mitad ambas camisas. Después, intenta coser la parte de atrás con una costura perfecta, como por ejemplo, en forma de zig-zag.

¡Concluye con un planchado y luce tu nuevo diseño!

Fabrica el cojín que tanto deseas con ropa vieja

Uno de los espacios que buscamos siempre mejorar son los muebles. Es importante que puedan ofrecer comodidad.

En realidad, estos mobiliarios representan un espacio en el cual logramos realizar una determinada actividad. Por ejemplo, leer un libro o meditar con una taza de té.

Los cojines son indispensables y resultan útiles en ellos. Si tienes alguna camisa, vestido o falda guardada en el baúl,  es hora de comenzar a reutilizar tu ropa vieja, darle uso antes de que pierda su calidad.

Toma una cinta métrica o regla y mide el tamaño correcto para el cojín. Luego, cose y agrégale los accesorios a tu gusto.

Si la ropa vieja aún sigue intacta, ¡Modifícala!

Es común mantener en el clóset, franelas o vestidos sin utilizar desde un buen tiempo. Probablemente, ya pasó de moda y no se adapta a nuestros gustos actuales. No obstante, estos atuendos son excelentes para convertirlos en piezas  novedosas y actuales.

Un ejemplo es una camisa unicolor. Aquí, podemos agregar tela bordada o floreada. Por supuesto, escogemos la parte que más nos gusta para incorporarla.

Otro de los aspectos que debemos tomar en cuenta es el color. Saber combinar y poder crear un contraste  armónico es importante.

Por otro lado, están las piedras brillantes o botones que aportan un toque sutil y delicado al vestuario.

Transforma un pantalón en un bonito short

El reciclaje de pantalón suele ser bastante popular. Luego de varios años de uso, el color tiende a perderse y solo quedan jeans descoloridos, listos para su segunda fase de reutilización.

Este tipo de renovación es sencilla, no requiere de técnicas o costuras  perfectas. Simplemente, necesitamos conocer la altura adecuada para nosotros y cortar. Procedemos con el ruedo hasta completar de coser.

Una idea genial es realizar pequeñas aberturas con bordados de fondos, de modo que sea inigualable.

Fabrica una falda con un vestido viejo

Si tienes en el armario un vestido que siempre te ha encantado y que no te atreves a desecharlo o regalarlo, porque tiene un color especial y la textura es única, es hora de tomar las secciones que más te gustan y convertirlo en una falda.

Si aún la parte inferior del vestido, se encuentra intacta o aceptable para su uso, no dudes en reutilizar tu ropa vieja.

Al ser ajustable, puedes realizar una mini falda que se adapte a tu cuerpo y permita resaltar las curvas. En caso de ser larga, córtala hasta la cintura y crea una abertura en ambas piernas o en una.

Todo es cuestión de gustos y, lo más importante, comodidad al utilizar cada vestuario.

Dona aquella ropa que no puedas remodelar

Cuando vamos escogiendo prendas de nuestro armario poco modernas, es probable que pensemos en romperlas. Sin embargo, lo mejor es regalarlas a los más necesitados.

Otras personas pueden darle uso y sentirse agradecidas por tu gesto. Así que evita terminar de dañar, lo que para otros es aún funcional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.