Inicio » Hogar » Casas de campo: cómo decorarlas para un descanso perfecto
Cómo decorar casas de campo

Casas de campo: cómo decorarlas para un descanso perfecto

Sencillas, frescas y, sobre todo, encantadoras, así son las casas de campo, esas que nos inspiran calma e invitan a relajarnos. En estos tiempos, necesitamos desconectarnos de tanto ruido y encontrarnos con la naturaleza. Si tienes una casa rural, y quieres adaptarla a tu estilo, no te pierdas estos consejos, te aseguramos que no querrás irte de allí.

 Ya sea que vayas en vacaciones o los fines de semana, estas propiedades deben contar con todas las comodidades. Recuerda que buscas descansar y, para ello, debes adaptar los espacios.

¿Cómo decorar las casas de campo?

Los espacios naturales son característicos en las casas de campo, jardines coloridos y árboles frondosos. Cada elemento debe tener una conexión especial con el estilo rural, desde los interiores hasta las áreas externas.

La idea es que por donde camines te sientas en contacto con la naturaleza. Toma nota de los siguientes consejos y lograrás el descanso perfecto:

Del exterior al interior

La naturaleza tiene una belleza excepcional, no hace falta hacer mucho si tienes un amplio y verde jardín. Coloca algunos bancos de madera en el césped. También unos cómodos y resistentes sillones, pueden ser de fibra o forja, con cojines y almohadones coloridos.

Cómo decorar casas de campo

No puede faltar una hamaca, ubícala en una zona estratégica donde puedas ver el panorama en todo su esplendor, como las montañas o el río.

Distribuye algunos farolillos en las esquinas. Si tienes una carreta vieja, llénala de flores coloridas. También es buena idea destacar el suelo del exterior, es posible colocar otra textura que destaque.

El Hall o recibidor: la bienvenida al descanso

Es muy importante añadir elementos relacionados con la vida del campo. Un ejemplo de ello son los sombreros y objetos decorativos, típicos de la zona rural donde se encuentra la vivienda. Esto le otorgará un ambiente característico y no te quedará duda que estás en el campo.  Elige un rincón que quede con vista a la entrada y colócalos de manera estratégica.

Haz que una pared sea el centro de atención, puede ser un muro de piedra. Procura que las puertas, ventanas y contraventanas sean de madera en tonos claros. El pavimento puede ser rústico, como piedra, baldosas de arcilla, cemento pulido o madera.

No dudes colocar elementos con colores predominantes, como los tonos tierra, naranjas, verdes, amarillos y azules.

Sácale provecho a la luz natural

Deja que la luz entre por las ventanas, si tienes cortinas, trata de que sean corredizas y de colores muy claros.

Verifica qué espacios requieren de iluminación artificial y procura colocar lámparas con una luz blanca, estas invitarán a la relajación.

La chimenea: protagonista del salón

Si en tu casa de campo tienes una chimenea, no debes dudar en lucirla, son ideales para generar un ambiente cálido. También son usadas como elemento decorativo de gran importancia. Verifica que esté funcional y que se adapte con el estilo de la decoración.

La piedra y la madera destacan como materiales predilectos. Intenta que el entorno combine con ella y coloca un cómodo sillón sobre una alfombra, decora con mantas y cojines. En la parte superior deja ver las fotos familiares y algunos elementos campestres.

Textiles y colores campestres

En las casas de campo predominan los tonos claros. Son muy usados los colores tierra en paredes y techos, pero la madera siempre será la protagonista. Los muebles y accesorios llevan como punto focal los tejidos naturales, como la lana, el lino o el algodón.

Las flores deben tener un lugar especial, incluyendo a los cojines, las mantas. Otros motivos que se recomiendan son los diseños con mariposas, aves exóticas y diseños lineales coloridos.

El lugar preferido de todos: la cocina

Las cocinas campestres son las preferidas de todos, el centro de reunión y el lugar donde compartimos momentos especiales. Las casas de campo invitan a reunirse en la cocina y disfrutar los olores y sabores criollos de los alimentos.

En esta área, nunca puede faltar una mesa de madera con unas sillas muy cómodas. Como elemento decorativo, deja ver los utensilios tradicionales como las cacerolas grandes o cuadros típicos.

Si tienes un mueble antiguo, atrévete a restaurarlo, será el centro de atención y puedes usarlo como una alacena.

Deja que el estilo rústico se apodere del baño

Todos los espacios de tu casa de campo deben combinar ese ambiente rural con la comodidad, y el baño no escapa de ello. Coloca elementos rústicos en los revestimientos. Los sanitarios y griferías pueden estar acorde con las tendencias actuales, la mezcla de estos estilos le dará un toque personal.

No te olvides de ubicar estratégicamente un gran espejo. Deja que la madera y las piedras sean protagonistas, incluso hasta en el techo.

Dormitorios acondicionados para el descanso perfecto

Si tienes una casa en el campo, es porque te gusta alejarte por un rato de tanto ruido y descansar. Para ello, tu habitación debe invitar al relax en cada esquina.

Utiliza tejidos cálidos y naturales para la ropa de cama, alfombras y cojines. Procura que predomine la madera en tus muebles. No te olvides de ubicar estratégicamente algunas plantas de interior.

El color verde es una buena opción para pintar la pared de fondo, los diseños de estampados florales quedarán muy bien en tu ropa de cama.

La iluminación debe invitar a la relajación, trata de que sea tenue y cálida. Coloca algunas lámparas pequeñas en tu mesita de noche. Si en el lugar hay muchos insectos, puedes colocar un dosel o mosquitero.

El comedor

Casas de campo, cómo decorarlas

Otra área que merece atención en tu casa de campo es el comedor. Ya sea que esté dentro o fuera de la propiedad, debe prevalecer el estilo rústico. Puedes elegir entre colores blanco y madera natural.

Otra idea genial es combinar sillas con diseños diferentes y pintarlas de colores suaves. Las maderas de tonos claros predominan, esto hará que se vea más llamativo el lugar.  En el centro de la mesa, no te olvides de colocar unas flores naturales.

Si el comedor está en el interior de la casa, intenta situarlo al lado de un gran ventanal, que permita ver el ambiente exterior. Por el contrario, si está en el área externa, busca que predomine la luz y deje ver los encantos naturales del paisaje. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.