Inicio » Economía y Empresa » ¿Qué hacer con los ahorros? 10 ideas efectivas
Qué hacer con los ahorros

¿Qué hacer con los ahorros? 10 ideas efectivas

¿Te has planificado bien este mes y no sabes qué hacer con los ahorros? Ya que tu constancia ha dado frutos, seguramente estás buscando ideas para no desperdiciar tu dinero. Elegir entre tantas opciones no resulta tarea sencilla. Sin embargo, te ayudaremos con unas ideas muy productivas que te permitirán darle buen uso.

 Primeramente, hay que definir el destino que tendrá ese dinero, ya que al pasar del tiempo puede llegar a perderse el propósito inicial y el dinero acumulado se gasta en otras cosas.

Si no sabes qué hacer con los ahorros, a continuación te presentamos 10 ideas efectivas que te ayudarán a administrar tu presupuesto de manera eficiente.

Ideas para saber qué hacer con los ahorros

qué hacer con los ahorros

Algunas ideas que puedes poner en práctica para saber qué hacer con los ahorros son las siguientes:

Planifica tus gastos

Es usual que luego de habernos esforzado tanto para ahorrar algo de dinero, se sobreviene una sensación de querer gastar de más. De repente, comienzas a imaginarte con un nuevo vehículo, en una casa más grande o con el último teléfono móvil del mercado.

Si no te detienes a pensar y a planificar tus ambiciones momentáneas, tus ahorros se verán minimizados considerablemente, lo que es indicativo que tardarás mucho más tiempo en llegar al objetivo inicial por el que decidiste ahorrar.

Por esta razón, es importante que planifiques todos tus gastos. De esta manera, puedes evitar que tu costo de vida se eleve hasta el punto de afectar tu estabilidad financiera. Además, como consecuencia, te será más complicado el ahorrar en el futuro.

Si no ordenas tus gastos, de tal forma que tus ahorros no se vean afectados, es muy probable que nunca vuelvas a acumular esa cantidad de dinero.

Resguarda tus ahorros en un lugar donde no se devalúe tan rápido

Son muchas las personas que prefieren guardar ellos mismos sus ahorros en casa. Y esto no es ningún inconveniente cuando se trata de una parte de los mismos, pero guardar todos tus ahorros de esta manera, no es algo que pueda ser muy beneficioso para ti.

Es mucho el riesgo que corres al guardar tú mismo tu capital, ya que es posible que por un accidente o robo puedas llegar a perder todo por lo que tanto te has esforzado. Y también, los ahorros guardados en casa no aumentan, sino que con el tiempo se van devaluando.

Tal vez creas que la mejor solución es resguardar tus ahorros en una entidad bancaria, pero en la actualidad esta opción no genera grandes intereses. Así que la mejor alternativa si no sabes qué hacer con los ahorros, es invertir y de esta forma conseguir una tasa de interés que por lo menos cubra la inflación, evitando la devaluación.

 No inviertas todo tu capital, busca opciones de menor riesgo

Hay quienes al buscar qué hacer con los ahorros, optan por arriesgar todo, invirtiendo todo su capital con la intención de multiplicar sus ganancias, tal es el caso de las inversiones en la bolsa o en el Bitcoin. Es cierto que hay pocos afortunados y esta alternativa les resulta muy beneficiosa. Sin embargo, sigue siendo un riesgo.

Se debe recordar que, en los negocios, mientras mayor es la ganancia, mayor es el riesgo que se corre de perder todo. Así que, la recomendación es que a la hora de invertir, lo hagas de manera moderada. Es decir, arriesgando solo un porcentaje de tu capital.

El sector financiero es impredecible, por lo que, ninguna inversión es totalmente segura. La mejor alternativa al momento de querer saber qué hacer con los ahorros, es invertir pero en diferentes tipos de activos. De esta manera, si una inversión falla, igualmente obtendrás otras ganancias.

No presumir lo que no tienes

Tus ahorros pueden estar en riesgo no solo porque una inversión falle, sino también por estafadores y delincuentes. Ninguna persona en su sano juicio, expresa abiertamente cuánto dinero tiene. Pero las redes sociales son un arma de doble filo, a través de ellas se suele mostrar lo que se tiene, bien sean propiedades, coches, etc.

La recomendación para que tus ahorros permanezcan seguros, es no presumir de ellos y no dar información sobre tus datos personales o cuentas bancarias cuando se utiliza el correo electrónico ni por mensajes de textos.

No prestes tus ahorros

Si no sabes qué hacer con los ahorros, recuerda que todo ese dinero es para cierto objetivo que te planteaste inicialmente antes de tomar la determinación de ahorrar. Ya sea que este propósito haya sido concretar un proyecto, comprar una casa o un vehículo, o simplemente para tener más tranquilidad económica en el futuro cuando te toque jubilarte.

La finalidad nunca fue dar prestado tus ahorros, hacerlo significaría no tener la certeza ni la garantía de que esa persona te reintegrará todo, lo cual indicaría que tu objetivo inicial quedaría tambaleándose.

Ahora, si deseas ayudar a alguien muy cercano, puedes hacerlo de igual manera con tu dinero extra, pero no el de tus ahorros.  

Salda todas tus deudas

Una de las formas de continuar acumulando dinero, para luego lograr determinar qué hacer con los ahorros, es pagando todas las deudas que tengas pendientes. Aunque no lo creas, si terminas de pagar todos los intereses que acarrea una deuda, ese dinero ahora podrás utilizarlo para ahorrarlo y que tu fondo crezca fácilmente.

Abre una cuenta que te genere intereses

Si ya has determinado qué hacer con los ahorros, pero todavía necesitas más dinero para cumplir con tu objetivo planteado inicialmente a largo plazo, una buena opción es la de colocar tus fondos en algún producto financiero que genere tasas de rendimiento más altas, y de esta forma poder obtener ahorros más elevados.

Crea un fondo de emergencia

Antes de que determines qué hacer con los ahorros, es importante que consideres crear un fondo de emergencia del cual puedas disponer en caso de que decidas realizar inversiones demasiado riesgosas.

Procura que en este fondo resguardes por lo menos de tres a seis mese de gastos, para que puedas afrontar momentos financieros difíciles, en caso de que tu inversión se vea comprometida. 

Contrata un seguro para tu familia

Tus ahorros también pueden servirte para proteger a tu familia en momentos difíciles como: una demanda, la pérdida de un trabajo, una enfermedad o un accidente. Por lo tanto, si cuentas con el respaldo de un seguro, estas situaciones inesperadas pueden ser más llevaderas.

La idea es asegurar aquellas pérdidas financieras que no puedas hacer frente. Por ejemplo, un seguro de vida, una cobertura por incapacidad, y las pólizas de hogar y vehículo.

Beneficios del fondo de ahorro

En el caso de que tu empleador te ofrezca un fondo de ahorro, en el cual debas destinar una cuota mensual de tu salario, no lo dudes y aprovecha esta alternativa, ya que por lo general, la empresa suele entregarte una cantidad igual a la del total de tus aportes. Todo esto resultará en que tus inversiones podrán aumentar a un mayor ritmo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.